Cambios en la división territorial mexicana a partir de la Constitución de 1857

La Constitución de 1857 formó la Federación con 24 Estados y un Territorio (Baja California). Entre ellos estaba el Estado del Valle de México, que existiría hasta que se erigiera el Distrito Federal en otro lugar. Como el Distrito Federal nunca se trasladó a otra ciudad, el Estado del Valle de México sólo fue un proyecto, por esta razón, en realidad sólo fueron 23 Estados, un Territorio y un Distrito Federal.

Después de sancionada esta Constitución se crearon los distritos militares de Hidalgo y Morelos (el 7 de junio de 1862), también surgió el Estado de Campeche (19 de febrero de 1862) tomando los límites que tenía como distrito (esta decisión se ratificó el 29 de abril de 1863).

Recapitulando: A finales de 1864 había 25 Estados: Aguascalientes, Chiapas, Chihuahua, Campeche, Coahuila y Nuevo León, Colima, Durango, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, México, Michoacán, Oaxaca, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Sonora, Sinaloa, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz, Valle de México, Yucatán y Zacatecas; un Territorio: Baja California; y un Distrito Federal.

El segundo periodo imperial y su división territorial (1865-1867)

El 11 de julio de 1863 se decretó la adopción del Imperio como forma de gobierno. Este fue el Segundo Imperio Mexicano. Con el gobierno de Maximiliano de Habsburgo el territorio mexicano se dividió ocho grandes distritos (por ley de 16 de marzo de 1865) que, a pesar de su índole militar, formaron parte importante de la organización territorial. Estos distritos fueron Toluca, Puebla, San Luis Potosí, Guadalajara, Monterrey, Durango, Mérida y Culiacán.

El Estatuto provisional del imperio Mexicano se expidió el 10 de abril de 1865. En el artículo 52 del Título XII de este código se consagró la siguiente división provisional: “El territorio nacional se divide […] para su administración, en ocho grandes divisiones; en cincuenta Departamentos, cada Departamento, en Distritos, y cada Distrito, en Municipalidades”.  En este régimen se procuró que las divisiones coincidieran con límites naturales para que el gobierno de los Departamentos fuera menos difícil.

Según el historiador Edmundo O’Gorman, en México, desgraciadamente, “la historia de la división de su territorio puede reducirse, con excepción de la época [del segundo Imperio], a una larga narración de pugnas entre diversas regiones del país para lograr mayor extensión territorial en detrimento de otras y con prejuicio del bien público. Cabe, pues la honra a Maximiliano y a su gobierno, de haber sido el único régimen que intentó una división política territorial científica, piedra angular de toda buena administración, y elemento esencial en el éxito de todo régimen democrático.” Por eso para él, la “organización territorial del Imperio [es] la única que merece esa designación”.

La República Triunfante y el Porfiriato

Tras la derrota que los republicanos propinaron al imperio, la República retomó a la Constitución de 1857, anuló la organización de “tendencia científica” del Imperio y el territorio volvió a la división que se tenía en 1864.

Sin embargo, los cambios territoriales continuaron: Para el 15 de enero de 1869 quedó definitivamente erigido como Estado de la Federación el segundo distrito militar creado por el decreto de 7 de junio de 1862, es decir, Hidalgo, integrado por los distritos de Actopan, Apam, Huascasaloya, Huejutla, Huichapan, Pachuca, Tula, Tulancingo, Ixmiquilpan, Zacualtipan y Zimapán, que formaban parte del Estado de México.  Años después, el 16 de abril de 1869, Morelos se erigió también en Estado.

Por decreto de 26 de febrero de 1864 se había decretado la separación de Coahuila y Nuevo León, por lo que tras el consentimiento de la mayoría de las legislaturas, el 18 de noviembre de 1869 se erigió en Estado a “Coahuila de Zaragoza”, que desde entonces es independiente de Nuevo León otra vez (recordemos que se anexó a Nuevo León el 1856). El Territorio de Tepic se creó del séptimo cantón del Estado de Jalisco el 12 de diciembre de 1884  y el 24 de noviembre de 1902 se creó el Territorio Federal de Quintana Roo.

Recapitulando: Para entonces la división territorial es la de la Constitución de 1857 aumentada con cuatro Estados y dos Territorios, es decir Aguascalientes, Chiapas, Chihuahua, Campeche, Coahuila, Colima, Durango, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, México, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Sonora, Sinaloa, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz, Valle de México, Yucatán y Zacatecas; tres Territorios: Baja California, Tepic y Quintana Roo; así como un Distrito Federal (en realidad el Estado del Valle de México nunca existió, por lo que son 27 Estados, tres Territorios y un Distrito Federal).

La Constitución de 1917

Tras la Revolución, se promulgó una nueva Constitución el 5 de febrero de 1917. Esta Carta Magna consagró en su artículo 43° la existencia de 28 Estados: Aguascalientes, Campeche, Coahuila, Colima, Chiapas, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, México, Michoacán, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Zacatecas; dos Territorios: Baja California y Quintana Roo; y un Distrito Federal. Respecto a la organización territorial anterior de los Estados y Territorios solo hubo dos cambios: El Territorio de Tepic se volvió el Estado de Nayarit y, a diferencia de la Constitución de 1857, en la de 1917 se plasmó que el Estado del Valle de México se erigiría sólo si los poderes supremos cambiaban de residencia.

La Constitución de 1917 plasmó otros cambios territoriales: Se designaron como parte del territorio nacional a las islas Guadalupe, Revillagigedo y La Pasión, es decir, las no adyacentes al territorio continental (aunque para entonces no se había resuelto el arbitraje internacional sobre esta última). Por lo tanto, el territorio mexicano obtuvo una expansión legal a partir de ese año.

Después de la publicación de la Constitución, el territorio sufrió más cambios: El 7 de febrero de 1931 Baja California se dividió en dos Territorios. El 19 de diciembre de 1931 desapareció el Territorio de Quintana Roo y se distribuyó su territorio entre Yucatán y Campeche. La isla de La Pasión pasó a ser territorio de Francia (pues México acató el dictamen a favor de este país) el 18 de enero de 1934. El 16 de enero de 1935 se erigió de nuevo el Territorio de Quintana Roo. El 16 de enero de 1952 se erigió en Estado de la Federación el Territorio Norte de Baja California.

El 6 de enero de 1960 se reformaron los artículos 42° y 48° constitucionales, aunque esta reforma se publicó en el Diario Oficial hasta el 30 de enero de 1960. Esta reforma, al declarar lo que comprende el territorio nacional, hizo una enumeración más cuidadosa y explícita de los territorios marítimos nacionales y añadió, por primera vez, la plataforma continental, los zócalos submarinos de las islas, cayos y arrecifes, las aguas de los mares territoriales y el espacio situado sobre el territorio de la República; lo que implicó un nuevo crecimiento legal en la extensión territorial del país.

Recapitulando: Para esta fecha existían 29 Estados: Aguascalientes, Baja California Norte, Campeche, Coahuila, Colima, Chiapas, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, México, Michoacán, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Zacatecas; dos Territorios: Baja California Sur y Quintana Roo; un Distrito Federal y el territorio marítimo añadido en 1960.

En 1963 México perdió otra porción de territorio. Esta merma tiene su origen en el cambio de curso del Río Bravo que sucedió en 1864, cuando formó un cauce más hacia el sur. Entre ambos cauces quedó una superficie de varias hectáreas que pertenecían a una porción territorial de México conocida como El Chamizal. Como en el Tratado de Guadalupe Hidalgo (1848) se había pactado que todo el territorio situado al norte del río Bravo pasaba al dominio de los Estados Unidos, esta nación consideró que aquella superficie ahora le pertenecía. México jamás admitió la legalidad de esa interpretación del Tratado de Guadalupe Hidalgo, y en 1910 el asunto se sometió a arbitraje.

El 15 de junio del año siguiente, la comisión de árbitros pronunció laudo por mayoría a favor de México, pero el gobierno de Estados Unidos se negó a acatarlo. Así permaneció el asunto durante muchos años, hasta que el 30 de junio de 1962 los presidentes Adolfo López Mateos y Kennedy expidieron en México una declaración conjunta con instrucciones para encontrarle una solución al viejo problema. El 17 de julio de 1963 las cancillerías de México y Estados Unidos hicieron unas recomendaciones que contenían una transacción de compensaciones territoriales mutuas y que involucraban a El Chamizal y otras porciones  de territorios limítrofes. Respecto a El Chamizal, sólo unas 148 hectáreas de las 177 que le reconoció el laudo arbitral a México quedaron bajo su dominio. Los gobiernos de ambos países aceptaron las recomendaciones en una convención celebrada el 29 de agosto de 1963, misma que fue aprobada por el Senado de México el 26 de diciembre del mismo año.

Los últimos cambios territoriales de importancia dieron la forma al país como lo tiene ahora: El día 7 de octubre de 1974 se decretó que los Territorios de Baja California y Quintana Roo se convirtieran en Estados de la Federación; por lo que actualmente el país se constituye por 31 Estados Unidos Mexicanos y su Distrito Federal.

Bibliografía:

O’Gorman, Edmundo, Historia de las divisiones territoriales de México, México, Porrúa, 1968 [1937].

About these ads

Acerca de difuhist1admorave

Somos un grupo de jóvenes preocupados por que la historia sea difundida y enseñada sin que disminuya la calidad en el proceso. Existe una cantidad gigante de bibliografía especializada y de revistas científicas que permitirían adquirir un conocimiento bastante exacto de la historia del país y de América. Pero estos materiales son poco accesibles a la mayoría de la población. En este Blog plasmaremos síntesis y análisis de temas históricos que permitan profundizar los aprendizajes esperados que en la actualidad la SEP propone que los estudiantes aprendan. Empezaremos con la historia de México de 5° año de primaria.
Esta entrada fue publicada en Geografía histórica. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cambios en la división territorial mexicana a partir de la Constitución de 1857

  1. Pingback: Cambios en la división territorial mexicana en la primera mitad del siglo XIX | difuhist1admorave

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s